Videos con temas del Blog

Loading...

Bacalao con Judías a la Gascona. Bacalao de la Casa Amparo en Bilbao

Bacalao con Judías a la Gascona. Bacalao de la Casa
Amparo en Bilbao

Bacalao con Judías a la Gascona / Maka´luaIndibabakin Gascon Erara
Tendremos judías blancas cocidas al natural o sea en la forma corriente, con
mucho caldo, pues lo tendremos que emplear para la salsa.
Dispondremos del bacalao desalado y cortado en trozos regulares, se le da un
hervor, se escurre y se le retiran las espinas que se puedan.
Pasemos ahora a la preparación de la salsa. Pondremos una cacerola sobre fuego,
con mitad aceite y mitad manteca de vaca; cuando quede bien caliente se le
echa una buena cantidad de cebolla bien trinchada y unos dientes de ajo
machacados; remuévase erogándolo en forma que no tome color, mójese con
una cantidad discreta del mismo caldo de las judías mezclándole para espesar
la salsa una cantidad regular de judías pasadas por tamiz, un poco laurel en polvo
y pimienta; déjese cocer durante unos veinte minutos en la que habremos
mezclado las judías cocidas necesarias a la cantidad de bacalao o raciones.
Dispondremos de una fuente honda de gratén o bien en una típica cazuela de
barro; se cubre el fondo del recipiente con cinco o seis costrones de pan frito
con buen aceite, que estén dorados, encima se coloca el bacalao, bien dispuesto;
cúbrase ahora todo con el guiso de judías blancas, procurando que esté algo
débil de sal ya que tiene que cocer el conjunto y puede soltar sal; rectificar de
sal al final de la cocción; rocíese por encima con mantequilla y aceite y se mete
al horno fuerte durante quince minutos. Sírvase enseguida.
Bacalao de la Casa “Amparo” en Bilbao / Bilboko Amparo-Neko Maka´lua
Lo calcularemos a un kilo de bacalao; si tienen suficiente con medio kilo,
reduzcan a proporción los demás componentes o géneros.
Lo esencial es que escojan un buen bacalao jugoso de hoja; se corta en trocitos cuadrados regulares poniendo, como es natural, el bacalao a remojar por la
víspera; este bacalao se remoja un rato antes de ponerlo a desalar para poderlo
escamar bien y cortarlo para ponerlo en remojo.
Al día siguiente pondremos este bacalao en agua fría en una cacerola y en cuanto
vaya a empezar a hervir lo retiraremos del fuego, luego se escurre y se coloca
en una cazuela de barro plana con el pellejo hacia arriba de la cazuela.
La salsa.- Esta, como en todo, debe hacerse con gran cuidado. Tendremos
doce o catorce pimientos choriceros “ñoras”, carnosos, secos, ya en remojo
antes de hacer esta salsa.
En una sartén sobre fuego, con dos jícaras abundantes de aceite, freiremos dos
cebollas y tres dientes de ajo bien picaditos, dos cortezas de pan regulares,
tan pronto quede bien frito, moviéndose con una paleta, se le añade una
cucharada sopera de harina, tres o cuatros tomates picados; remuévase
vivamente, añadir la carne de los pimientos choriceros remojados, un
terroncito de azúcar y se moja con un poco de caldo, cuidado que no sea
demasiado poco; añadir ahora diez o doce almendras ligeramente tostadas
y muy machacadas; dejemos ahora cocer esta salsa de un modo regular.
Cuando se considere la salsa bien cocida, se pasa toda por un colador fino
o por un cedazo; una vez colada, se vierte la salsa (que debe ser espesa)
encima de los trozos de bacalao. Lo dejaremos ahora cocer durante unos
veinticinco minutos a fuego lento y moviendo la cazuela en zig-zag de vez
en cuando a fin de evitar que se agarre al fondo de la cazuela.
Se sirve en la misma, a poder ser, recién hecho.
Fuente: mailxmail.com/...scado/bacalao-judias-gascona-bacalao-casa-8220-
amparo-8221-bilbao]