Videos con temas del Blog

Loading...

Sancocho de pescado



Sancocho de pescado

(Para 8 personas)
16 postas de pescado (costillar)
1 cabeza de pescado partida en dos.
6 libras de yuca.
4 libras de ñame.
4 cocos grandes.
6 plátanos amarillos sin pelar.
1 libra de tomates.
1 libra de cebollas.+-
1/2 libra de ajíes criollos.
1 macito de cebolla de hoja.
8 gramos de pimienta de olor.
4 limones y sal y pimienta picante.
Se lavan muy bien las cabezas y postas de pescado con agua de
limón, frotándolo con sal y pimienta picante y el zumo de dos limones.
Se fríen las postas y cabeza del pescado en abundante aceite y luego
se secan con papel absorbente para removerle los excesos de grasa
que puedan haber quedado de su fritura. Se rallan dos cocos y se
extrae la primera leche, utilizando el procedimiento abajo explicado.
En un ollón se colocan el ñame y la yuca pelados y cortados en
grandes trozos, los plátanos enteros sin pelar, apenas cortándoles las
puntas; los ajíes criollos enteros y las cebollas y tomates cortados en
pedazos, mientras que la cebolla de hoja o cebollín como se le conoce
en muchas partes del Caribe se echa atada y finalmente las pimientas
de olor y la sal al gusto. Se vierte sobre todo lo anterior la leche del
Coco procurando que cubra todos los ingredientes y reservándose la
primera para el final. Se coloca la olla al fuego con la cabeza del
pescado, revolviendo periódicamente para evitar se corte el caldo.
Cuando los plátanos están cocidos, se sacan junto a la cabeza del
pescado y se le agregan las postas. Poco a poco se empieza a verter
la primera leche de coco y un poco de zumo de limón, teniendo el
cuidado de no ir a desbaratar las postas al revolver el cocido, hasta
que coja su punto de sabor.
Al servir el caldo procure colarlo para evitar sorpresas de
atragantamiento con las espinas del pescado y procure siempre
acompañarlo con arroz con coco.
----------------------------------------------------------------------------
En su configuración actual palpitan con burbujeante hervor, las trazas de las
culinarias española, americana y africana que, en indisoluble tríada, han
hecho de este plato uno de los más apetecidos en gran parte del mundo
gastronómico del Caribe y alrededores. En ese tránsito se adaptó a las
circunstancias logísticas locales que, primero ofrecieron los recursos de la
dieta pre colombina, luego complementadas con el excitante aporte de la
africana, mientras se aclimataban en el Nuevo Mundo los primigenios
componentes de su hispana procedencia, que se unirían, en indisoluble
matrimonio, a los productos que aportaron negros e indígenas.
-------------------------------------------------------------------------------
Fuente: Proactiva Medio Ambiente
U n a e m p r e s a d e F C C y V E O L I A E N V I R O N N E M E N T