Videos con temas del Blog

Loading...

Carbonada en Zapallo



Carbonada en Zapallo

1 zapallo grande limpio
½ pocillo de aceite
1 taza de leche
3 choclos
1 cda. de grasa vacuna
2 cebollas picadas
1 morrón mediano finamente picado
700 gr. de carne (dulce de espalda) cortada en cubos
1 cda. de pimentón
1 pizca de ají picante
Sal y pimienta a gusto
500 gr. de zapallo cortado en cubos
4 cda. soperas de arroz
500 gr. de papas cortadas en cubos
1 caldo de verduras
Cortar la parte superior del zapallo y extraer las semillas. Con un
cuchillo de punta, hacer incisiones en la pulpa del zapallo y untarlo por
dentro con aceite, rociarle la leche.
Tapar el zapallo con la parte que se cortó, colocar sobre una asadera,
verter en ella agua, llevar a horno moderado-caliente y cocinarlo hasta
que esté tierno (alrededor de una hora u hora y media). Si el agua se
consume, renovarla para que no se queme. Una vez listo, desechar el
líquido de su interior. Limpiar los choclos quitándoles las chalas, las
barbas y las puntas. Hervir en agua con sal hasta que estén tiernos,
escurrirlos y cortarlos en rodajas, reservar el caldo.
En una cacerola colocar la grasa, la cebolla, el morrón y la carne,
rehogar todo junto. Agregar el pimentón, la sal, pimienta y el ají
picante. Agregar el caldo del choclo y el zapallo, cocinar a fuego suave
y destapado 5 minutos aproximadamente. Incorporar el arroz y, antes
de que esté a punto, agregar las papas y los choclos, cocinar a fuego
moderado, dejar cocer hasta que los ingredientes estén listos. Colocar
la carbonada dentro del zapallo y llevar a horno durante 10 minutos.
Servir enseguida.
Fuente: Cocina latinoamericana
PROACTIVA Medio Ambiente
U n a e m p r e s a d e F C C y V E O L I A E N V I R O N N E M E N T
------------------------------------------------------------------------
Esta exquisita preparación es una de las más corrientes de la cocina criolla.
Catamarca, Argentina.
La carbonada es un plato típico de nuestro país, mas específicamente de las
regiones noroeste y centro que, habitadas por Diaguitas y Coyas, cuya
economía se basaba en el cultivo del maíz, porotos, papas, zapallos y la cría
del ganado, tanto de vicuñas como llamas. En el transcurso de la historia y
ante la colonización estos alimentos fueron conformando la fabricación de
diversos platos ricos en proteínas para la alimentación del pueblo. Se
agregaron a la cría de ganado, el ganado vacuno y además la cría de aves,
lo que posibilitó el enriquecimiento en la preparación de algunos platos como
la carbonada, las empanadas, el locro, etc. Durante la colonia, el siglo XIX y
el siglo XX, la influencia extranjera llego a instalarse también en el ámbito de
la preparación de comidas, aunque aún siguen conservando la denominación
de platos típicamente criollos; las empanadas, el matambre, el puchero y las
diferentes variedades de carbonadas, que cobran su diferencia en el modo
de preparación de las diferentes regiones, usando como base los mismos
ingredientes.