POLLO A LA SAL

POLLO A LA SAL
1 pollo de 1 ½ kilo
Cáscara rallada de un limón
4 cucharadas de manteca
1 cebolla pequeña
4 clavos de olor
1 cucharadita de tomillo
1 cucharadita de orégano
2 a 3 kilos de sal gruesa
1 a 2 vasos de agua
6 a 8 papas asadas
Lavar y secar el pollo limpio
Mezclar con un tenedor la manteca, la ralladura de cáscara
de limón, el tomillo y el orégano. Clavar los clavos de olor
en la cebolla. Poner dentro del pollo la cebolla con los clavos
y la mitad de la manteca, cerrando con un palillo.
Restregar el pollo con el resto de la manteca. Poner ½ kilo de
sal gruesa en el fondo de una asadera agregando el agua necesaria
para que la sal quede húmeda. Ubicar encima de la sal el pollo
con la pechuga para arriba.
Humedecer el resto de la sal y cubrir con ella la totalidad del
pollo. Poner al horno durante una hora y cuarto. Retirar.
Las papas se agregan en la asadera una hora antes de terminar
la cocción del pollo.
Cortar la corteza formada por la sal con la ayuda de un cuchillo
afilado y levantarla. Poner el pollo en una tabla retirando los
restos de sal que hayan quedado adheridos.

Entradas populares de este blog

Salpicón de bagre

Pollo a la monteriana

Tripazo Caucano